Seleccionar página

La gestión de la marca personal comienza con cada uno de nosotros y quien diga lo contrario nos está tomando el pelo. Antes de pensar en las redes sociales o en tener un blog o en dar una conferencia o escribir un libro hemos de tomar un respiro y pensar en nosotros.

Y lo primero es identificar por donde y hacia donde queremos ir, hemos de identificar cual es nuestro objetivo, llamémosle sueño o proyecto, que nos hace sentir bien, que da sentido a nuestra vida y que sea útil para los demás. Si esto no está claro lo tenemos mal para seguir adelante.

Así pues al principio hemos de pensar en nosotros para poder servir a los demás porque si sólo nos centramos en nosotros y olvidamos en qué podemos ser útiles a los demás nadie nos va a escuchar.

Y una vez tengamos claro nuestro objetivo lo demás irá saliendo de manera natural, tan natural que nos sorprenderá y los demás nos escucharán desde el principio porque se darán cuenta de que tocamos con los pies en el suelo y nos percibirán como personas sólidas y con la cabeza bien amueblada.

Definiendo nuestro destino el camino será agradable, es posible que no sea fácil pero si enriquecedor y con sentido. Porque el primer beneficio que encontraremos gestionando nuestra marca personal es darnos cuenta que lo que hacemos tiene sentido y que se acabo el ir a remolque de los acontecimientos o de los demás.

Ya sabes si quiere empezar a gestionar tu marca personal piensa primero en ti y luego en como ser útil a los demás.

¡Cuenta conmigo!