Seleccionar página

No sigas las tendencias, comiénzalas

Frank Capra

¿Qué precio pagarías por saber lo qué te va a pasar el año próximo? ¿Serías más feliz si tu vida fuera un libro escrito por otros? ¿Te gusta explorar y descubrir?

Como cada año por estas fechas se repiten los artículos explicando lo que será tendencia o lo que estará de moda en los próximos doce meses. La benevolencia ajena nos quiere aplanar el camino para guiarnos por caminos seguros para pisar tierra firme o evitar hacer el ridículo.

Las tendencias son estimaciones que algunos expertos hacen para iluminarnos o para llevar el agua a su molino. Es cierto que la humanidad se mueve de manera previsible y el tener información fiable sobre el camino que puede seguir da una ventaja competitiva porque permite afinar la oferta de bienes y servicios, entender cuáles serán las futuras necesidades y como cubrirlas y tener propuestas que realmente aporten valor. Pero a veces lo que es bueno puede acabar siendo una trampa.

Vamos a hacer una reflexión sobre los terrenos por los que sería deseable que se moviera tu marca personal y tu personal branding durante el año 2020 que se inicia.

  1. Redescubre el compromiso colectivo. Si no te crees que puedes cambiar el mundo mejor que aparques la gestión de tu marca personal para una mejor ocasión. La marca personal es la huella que dejamos en el corazón de los demás y si no conseguimos que estos “demás” vivan en un mundo mejor en el que se soluciones problemas y se curen dolores que les flagelan pasaremos desapercibidos. Nadie está en función de si mismo si no para servir a la sociedad y los demás siempre serán los héroes de tu película.
  2. Valora el posibilismo. En castellano decimos que lo mejor es enemigo de lo bueno. Si quieres cambiar el mundo de manera radical es posible que te des de bruces a la primera de cambio. Valora los pequeños cambios que puedes aportar al día a día de los que te rodean, piensa como puedes curar pequeños dolores y problemas que a simple vista pueden arecer insignificantes. Al final la suma de poco siempre es mucho.
  3. Identifica tu propósito y encárnalo en un proyecto. La gestión eficaz de la marca personal implica hacerse preguntas, buscar respuestas y actuar en consecuencia. Estamos viviendo momentos en los que nos faltan referentes y esto es un problema porque encontrar el norte se hace complicado, pero representa la oportunidad de pensar en lo que nos da sentido y compartirlo para empezar a crear tribu. Recuerda lo que decía Simon Sinek hacemos negocios con aquellos con los que compartimos propósito, con los que compartimos un mismo pro qué. Si pasas a la acción con un proyecto que se alimente de tu propósito será mucho más fácil que tengas seguidores.
  4. Comunica de manera eficiente. Si no comunicas no tendrás tribu que te siga o a la que seguir. Comunicar no es fácil, no te fíes de buhoneros de la visibilidad que te prometen lo imposible. Busca, escoge, compara y decide. Y no olvides que el camino más corto puede convertirse en el más largo y en el más caro.
  5. Conviértete en líder si sirves para ello. Aunque si no eres un líder también tienes tu lugar en el mundo y tu marca seguirá dejando huella. Una cosa es liderar y otra es influir y esto último es lo que será tendencia.
  6. No pares de estudiar y aprender. El life long learning,el aprendizaje de por vida, ha llegado para quedarse. Para servir a los demás tienes que estar al día o no aportarás valor y acabarás no importando a los que te rodean. Estar al día no es una carrera desenfrenada por saber recitar la última chorrada o utilizar la herramienta de moda, no, no es eso. Se trata de ver cómo lo último aporta valor y cómo se puede transmitir a los demás. Huye del enteradillo que sólo te creará mala consciencia.
  7. Vive tus emociones sin restricciones. No escondas tus emociones, compártelas sobriamente, si es tu estilo, pero no te las guardes para ti y trata de entender las de los demás. Sin emociones tu huella será perecedera.
  8. Comparte. Compartir es dar algo de ti a los demás y de manera gratuita. Aunque yo siempre digo que lo gratis mata, es necesario que des para que te conozcan. Compartir forma parte de tu plan de comunicación y tienes la posibilidad y la obligación de poner la frontera donde creas conveniente, pero empieza dando de corazón. Escribe si tienes algo que contar y enseña a tus seguidores presentes o futuros, lo que vas encontrando.
  9. Sé siempre la mejor versión de ti misma. Sólo si apuestas por la autenticidad conseguirás ser universal. Ve a tu ritmo o al que te marque tu propósito y que este sea el filtro que te ayude a tomar decisiones. Lo que te aleje de tu propósito es digno de ser rechazado.
  10. No digas tonterías. Ser original no significa que tengas que decir banalidades. La última que he leído a propósito de la marca personal: “El título universitario fue en el siglo XX lo que la marca personal será en el XXI”. Por favor ni engañes ni dejes que te engañen.

Gracias por haber llegado hasta aquí y feliz 2020